Pinturas Rupestres El Puesto

galeria

La propiedad de Orlando Funes es una casa de color blanco con corrales, desde ese punto se sigue hacia el norte y en el recorrido es posible observar un paisaje provisto de abundante flora y fauna autóctona, además un punto panorámico interesante, ubicado en una formación rocosa y desde el que se observa la localidad de Concarán, Merlo y las Sierras de los Comechingones casi en su totalidad. Más adelante nos encontramos con una inmensa roca que en una de sus caras forma un alero, como si fuera la entrada de una cueva. Sobre esta superficie se encuentran distribuidas gran cantidad de pinturas en buen estado de conservación en colores blanco, naranja, ocre y negro, algunas tienen formas geométricas otras zoomorfas (guanacos) y existen tres figuras antropomórficas en color blanco, que aumentan el valor del sitio, ya que no es común encontrar estos símbolos en las pinturas de la zona.
Uno de los pictogramas tiene similitud con un ojo, ya que se cree que los indígenas representaban al sol con esa figura.
Otra formación geológica de interés en el lugar, lo constituye un inmenso muro de tegmatita con un corte vertical casi perfecto hecho por la naturaleza.
Además en el mismo sitio se pueden observar piedras usadas como armas de caza o para molienda, también algunos huesos y un cráneo humano que fuera encontrado en el lugar. Contiguo a la Cueva o Casa de Piedra, existe otra de menor porte, en la que se evidencian rastros de asentamientos indígenas.
En la actualidad se abona el ingreso, e incluye el servicio de guía baqueano, también se ofrece servicio de gastronomía casera.

Ubicación