La Vestal

Casa de las Estatuas, que perteneciera al escultor Eduardo A. Barnes y a su esposa, despierta la curiosidad de quienes pasan por sus cercanías.