Confitería La Nueva Real

Templo del canto. Es una de las confiterías de la Ciudad de Cosquín donde se reunían los principales hombres emblemáticos del folclore. En 1997 fue declarada de interés cultural municipal, y obtuvo el premio a la Trayectoria Cultural otorgado por la comisón municipal.
En este espacio tan acogedor no sólo se ofrecen espectáculos folclóricos sino que además presentaciones de arte y libros acompañadas del jazz y el tango dándole un perfil muy particular.

Ubicación