Piedra Pintada

Entre ríos y cerros, sobre una meseta rodeada de vegetación, se alza esta piedra que impacta al turista por su tamaño: 3 metros de largo, 2,30 de ancho y 1,60 de alto, enterrada unos 2 metros por debajo del nivel del terreno. Una roca de enorme tamaño, es una de las reliquias más valiosas de la villa y que se encuentra a sólo una hora y media de caminata del centro de San Pedro. No sólo es el tamaño lo que captura la atención de esta roca descubierta en 1877 por el profesor Inocencio Liberan, sino sus 45 figuras que muestran contornos de aves y otros animales talladas en las caras laterales de la piedra; aunque se desconoce su significado, se induce que está relacionado con cultos a la fertilidad y las cosechas.

Ubicación