Reserva Natural Aguas Chiquitas

Una vegetación frondosa, un arroyo cristalino y una cascada natural son los ingredientes que componen la increíble postal de la Reserva Natural de Aguas Chiquitas y que hacen de esta visita un punto imperdible para el turista.
A tan sólo tres kilómetros de El Cadillal, el visitante podrá acceder a una experiencia inolvidable que le permitirá conocer los últimos ambientes del Bosque de Transición de Tucumán (un ecosistema prácticamente desaparecido), el arroyo de aguas cristalinas con un yacimiento paleontológico del que se extrajeron fósiles de mamíferos y cocodrilos y un inmenso chorro de agua con una caída de más de 40 metros hacia el piletón, que constituye la mágica cascada entre árboles y plantas de variadas especies.
La reserva se creó en 1982 y tiene 740 hectáreas.

Ubicación