Qué visitar en Monte Quemado

Parque Nacional Copo

Ubicada en el área mas inexplorada de Santiago del Estero, en su extremo nororiental, limítrofe con la provincia del Chaco, esta área protegida de 114.250 hectáreas, denominada “el impenetrable santiagueño” preserva una extensa zona del distrito seco de la eco región Chaco. Aquí los montes de quebracho colorado están a salvo de la tala indiscriminada.
Es el Parque Nacional Copo, creada formalmente en el 2000 para preservar una importante región del Chaco Seco Santiagueño. Tiene por objetivo detener el avasallante deterioro que estaba sufriendo esta eco-región ante la desmedida tala del monte y el avance del ganado en los bosques silvestres.
Por ser un parque de tan reciente creación, Copo cuenta con una infraestructura incipiente, pero existen paradores en donde la gente puede alojarse; también es recomendable comunicarse con el Guardaparques que vive en Los Pirpintos.
La sede de la Administración de Parques Nacionales se encuentra en construcción en la localidad de Pampa de los Guanacos.

Paisaje, Flora y Fauna
La primera impresión ya muestra un paisaje que invita a quedarse y disfrutar. Una interminable extensión de de pastizales bajos, entrecortada por montes y bosques silvestres, dan cuenta de un paisaje único que combina ocres fuertes y verdes oscuros que deleitan la vista y hacen recordar la mítica sabana africana.
El quebracho colorado santiagueño es el árbol característico de los montes de la región, destacándose por sobre algunas especies de cactáceas y otros arbustos ralos. De hecho, los quebrachales de Copo son unos de los pocos lugares donde se puede apreciar el bosque chaqueño en su estado original.
La fauna del parque también se destacan por conservar alguna especies amenazadas, como el yaguareté, el oso hormiguero grande, el tatú carreta, el chancho quimilero (un raro pecarí, identificado por la ciencia en 1974, conocido por este nombre por alimentarse del fruto del quimil) y el tamanduá u oso melero (un edentado, similar al oso hormiguero pero mas pequeño, que vive en los árboles y se alimenta de los insectos y miel). Completan el repertorio faunístico las aves, entre las que se destaca el loro hablador, que encuentra en Copo un lugar ideal para nidificar.
El PNC es una planicie cubierta por bosques chaqueños secos, sin cursos o cuerpos de agua permanentes o estacionales. Los únicos sitios donde se concentra el agua son represas o excavaciones hechas por el hombre. La disponibilidad de agua a fines de la primavera y durante el verano trae consigo grandes diferencias en cuanto a la presencia de ciertas especies respecto a los períodos secos.
Existe gran diferencia en los grupos de seres vivos (aves, mamíferos, plantas, etc)cuando se compara el sector Norte del PN con el área de Reserva Provincial. El sector Sur del PNC sufrió extracción selectiva de madera en la década del 50, sin embargo al Norte y al Este del área protegida se conservan extensos bosques maduros, conocidos en conjunto como el Desierto o El Impenetrable, y que conservan una gran riqueza faunística y florística respecto de otros sitios dentro de la Región Chaqueña”.
Los Quebrachos blancos y colorados alcanzan tamaños poco usuales, y la fauna que protege el Parque es de alto valor de conservación.
Se encontraron rastros de Tatú Carreta (Priodontes maximus), Oso Bandera (Myrmecophaga tridáctila), Tigre (Pantera onca), las tres especies de pecaríes o chanchos silvestres (Catagonees wagneri, Pecari tajacu, Tayassu pecari) el Águila Coronada (Hapyhaliaetus coronatus), etc.
El PNC se destaca por su alto valor en biodiversidad, buen estado de conservación, escasa ocupación humana, y por su potencial de ampliación.