Casa de Alfajores Merengo

El alfajor santafesino es una receta que se volvió tradición y representa a nuestra ciudad en todo el país. Si bien se ha ido arraigando en cada casa y en cada confitería con diferentes variantes, los ingredientes básicos son los mismos: galletas de masa tostada rellenas con dulce de leche y bañadas en glacé de azúcar.
La elaboración de los típicos alfajores santafesinos comenzó en 1851 en un local ubicado a pocos metros del Cabildo. Su dueño se llamaba Hermenegildo Zuviría a quien apodaban “Merengo”. El sobrenombre dio origen a una marca que se consigue hasta estos días en los comercios que venden alfajores de la Ciudad.

Ubicación