Catedral Metropolitana

La Iglesia Matriz (la primera de la cuidad) nació 1573 con la cuidad de Santa Fe “la Vieja” y fue puesta bajo la advocación de la “Universidad de Todos los Santos” por Don Juan de Garay. Al trasladarse la cuidad a la ubicación definitiva en 1651, ocupó el mismo sitio que la primitiva frente a la Plaza Mayor. La construcción en tres naves data de 1747 y los cambios más importantes que le dan el aspecto actual se desarrollaron en 1833, durante la administración del Dr. Amenábar.
En el año 1934 la Diócesis fue elevada a Arquidiócesis y es cuando recibe el titulo de Catedral Metropolitana. En el año 1942 fue declarada Monumento Histórico Nacional y en el antiguo Baptisterío se conserva la histórica “Vera Cruz”, que diera origen al añadido del nombre primitivo de la Cuidad: Santa Fe de la Vera Cruz. Las pilas de agua bendita, ubicadas en el ingreso del recinto, fueron donadas por Don Juan Manuel de Rosas.
El frente neoclásico italiano está rematado por las dos torres campanario y las veleta “gallito” que datan de la construcción original. Los muros son de adobe prensado de 1,35 mts. de espesor. El Altar contiene reliquias de San Jerónimo, patrono de la ciudad; y del mártir San Sarturnino, que pueden observarse a través de una ventana al frente del Altar. En ella también están sepultado los restos del Canónigo José de Amenábar, el Obispo José Gelabert y Crespo, los Arzobispos, el Cardenal Nicolás Fasolino, y Vicente Zaspe, y los Gobernadores Simón y Manuel de Iriondo.
Se pueden observar las imágenes policromadas y de vestir de Santa Rosa de Lima Ntra. Sra. del Carmen, San Roque y San Jerónimo; así como la Cruz Mayor proveniente de la reducción de Mocovíes.

Ubicación