Qué visitar en Puerto San Julián

Centro Artesanal

Exhibición y venta de artesanías de elaboración local, confeccionadas con materia prima de la zona.
Las piezas están realizadas artesanalmente por los miembros del taller.
La decoración es manual, se pinta la pieza con engobes, tierra de colores de la zona utilizando las técnicas de esgrafiado.
Las decoraciones son representaciones de los animales de la zona, o están inspirados en antiguos diseños indígenas.

Circuito Costero

Una de excelente alternativa para disfrutar de la localidad , es realizar el recorrido costero de, 27 km de extensión, durante el cual se puede apreciar la variada avifauna patagónica y a la vez, apreciar desde este sitio privilegiado, la historia geológica de la tierra, observando la marcada estratificación que los diferentes momentos de la formación de los imponentes acantilados, han escrito y se exhiben hoy como libros abiertos (muchos de esos sitios son considerados yacimientos de microfósiles marinos).
A lo largo del Circuito Costero, que se dirige hacia al norte de la ciudad, se despliega un paisaje de singular belleza, el mismo esta caracterizado por una secuencia de hermosas playas de canto rodado, acantilados y restos fósiles, estupendas vistas panorámicas, sitios de relevancia histórica, lugares de pesca y camping dotado de infraestructura básica. A modo de ejemplo podemos nombrar parajes como Tumba Sholl, Playa de los Caracoles, Cabo Curioso, Camping Las Bombas y la Mina, constituyen las referencias más notables de una extensa sucesión de lugares que invitan a ser visitados.
Cormoranes, lobos marinos, choiques, guanacos, piches, palomas antárticas y mucho más, acompañaran su viaje por el Circuito Costero desde tierra, mar o desde el aire.

Gran Bajo de San Julián

Se puede apreciar a través de un mirador natural, la mayor depresión endorreica de Sudamérica. La máxima profundidad está dada en la Laguna del Carbón, lugar donde el altímetro marca 105 metros bajo el nivel del mar y que la convierte por lo tanto, en la mayor depresión de todo el continente americano, y una de las más profundas del mundo.
Su gran importancia reside en su valor geomorfológico, ya que está conformado por depósitos marinos del Oligoceno inferior (Formación San Julián), y en el aspecto paleontológico, por la presencia de un bosque petrificado en las rocas piroclásticas jurasicas, una flora fósil compuesta por improntas de hojas en los depósitos del Paleógeno, y la gran cantidad de mega y microfósiles que se encuentran en los depósitos marinos cenozoicos.
Por todo ello, surge la necesidad de conservar el Gran Bajo de San Julián como patrimonio natural para las generaciones futuras.
Ocupa el 8vo lugar entre las depresiones continentales más importantes de nuestro planeta.

Museo de los Pioneros Rosa Novak

Se pueden observar restos líticos y objetos obtenidos de excavaciones en el sitio arqueológico “Floridablanca”, primer fuerte y colonia fundada en 1780 por Antonio de Viedma en esta zona.


NAO Victoria

Como complemento a los relatos de las guías del museo se permite formar parte al turista de la vida diaria, las tareas desarrolladas y los hechos acontecidos a través del espectáculo de luces y sonido, que recrean la atmósfera de la época. Además se han incluido reproducciones de objetos de uso diario, instrumentos de navegación y artillería y también figuras de algunos personajes de la Armada Magallánica.

Reserva Provincial Península de San Julián

La bahía y sus áreas aledañas sustentan importantes ecosistemas, con especies representativas del litoral atlántico reunidas en una singular concentración, debido a las favorables características físicas de la zona.
Esta singular biodiversidad ha motivado la creación de la Reserva Natural Península de San Julián de algo más de 10.000 hectáreas, y que protege legalmente a la península que delimita la margen oriental de la bahía.
En la Reserva Natural Península de San Julián se observan especies endémicas de la estepa patagónica, destacando el guanaco (Lama guanicoe).
Dentro de la bahía la especie más sobresaliente es la tonina overa (cephalorynchus commersonii), la amigabilidad de estos delfines es aquí tan remarcable que es posible vivenciar una experiencia única realizando el paseo náutico o apreciar su destreza y juegos sobre la margen que abarca la avenida costera.

Sitio Arqueológico La María

Su observación detallada del medio y los animales con los que convivían, plasmados en magistrales dibujos de insólitos colores, son el mensaje que legaron a las futuras generaciones y permiten actualmente acceder a fantásticas descripciones de la armoniosa convivencia que reinaba en ese momento. “La María” se sitúa en la llamada Patagonia extra-andina, en cuya topografía predominan las extensas mesetas y vastas terrazas que descienden gradualmente al mar.
Hasta el presente se han contado un total de 87 cuevas y aleros que poseen expresiones rupestres, cuyas dataciones arqueológicas revelan una antigüedad de 13.600.
Algunas cuevas exhiben pinturas correspondientes a los cuatro niveles culturales que ocuparon sucesivamente el lugar, para finalizar con la cultura Patagoniense o Prototehuelchense, que habitó en la patagonia austral los últimos cuatro mil años.

Vía Lucis

Ubicado a 8 km. aprox. de la localidad, ingresando por el portal de acceso al Circuito Costero, se encuentra el Vía Lucís o Camino de la Luz. Es un Parque Temático de acceso libre y gratuito que comprende un recorrido por catorce estaciones en el que se celebra la resurrección de Jesucristo, el encuentro con los apóstoles y la ascensión a los cielos.