Qué visitar en Concarán

Balneario Parque Municipal

coordenadas gps: -32.56573,-65.24352

Es un predio de 5000 mts2 con excelente sombra, cuenta con dos piletas de natación una para mayores y una para niños, vestuarios, cantina y salón para eventos, asadores, mesas y asientos, cancha de beach vóley, fútbol 5 y fútbol tenis, sanitarios y duchas.
Durante la época de verano se ofrecen servicios de gastronomía y camping.
Es un sitio ideal para el visitante que arriba a la localidad por la accesibilidad y cercanía al centro del pueblo.

Casa de Dora Ochoa de Masramon

coordenadas gps: -32.56781,-65.24091

Esta antigua casona de dos plantas data de 1910 y tiene líneas arquitectónicas del neoclásico italiano que recuerda algunos cascos de estancias de principios del siglo pasado. En la planta alta se encuentra un amplio salón que fue lugar de trabajo, encontrándose en la actualidad colecciones de puntas de flechas, cerámicas, conanas y morteros de los Comechingones y aves embalsamadas de la región. En este ambiente también es posible apreciar escritos en originales, estudios sobre pinturas rupestres, libros de su rica producción literaria y folklórica, como así también gran cantidad de revistas de la década del 40 y 50 entre ellas: Radiolandia, Hogar y algunos objetos antiguos también del mismo período. El mobiliario original, reconocimientos nacionales e internacionales por su labor y fotos de distintas etapas de su vida completan esta valiosa colección.
En la planta baja un gran comedor de época nos sorprende, remontándonos al pasado con su decoración, ambientación y muebles originales de estilo colonial español y algunos con características victorianas en perfecto estado de conservación.

Biografía de Dora Ochoa de Masramón e importancia de su trabajo:
Nació en Concarán, el 2 de febrero de 1908. Ha ejercido la docencia primaria y secundaria. Se dedicó al quehacer literario y a las investigaciones antropológicas y ornitológicas.
El Gobierno de la Provincia de San Luis la nombró “Tesoro Viviente de la Cultura Sanluiseña” en 1991. Sin poder llegar a recibir la distinción, el 11 de julio de ese mismo año fallece en la ciudad de San Luis, y sus restos descansan en Concarán.

Mega Sistema Solar – Urano

coordenadas gps: -32.56623,-65.20735

Esta escultura es parte del Megasistema solar, creado porla UniversidaddeLa Punta, con el fin de contribuir a los festejos del año internacional de la astronomía en el 2009. El megasistema solar es un gran parque temático que se extiende por toda la provincia con la mayor representación realizada hasta el presente de nuestro sistema solar. De esta forma artistas plásticos realizaron obras aportando sus visiones sobre los objetos del sistema planetario. El emplazamiento de cada una de estas obras se realizó sobre la órbita correspondiente al objeto representado y lo más cerca posible de alguna localidad de la provincia.
En este caso, la escultura se llama “Urano”, pertenece al Arquitecto y Fotógrafo Ariel A. Zavala, quién explica que “La Vía Láctea está representada por un plano curvo que se eleva desde el suelo al cielo. Adquiere una forma sinusoidal recordando a las formas esféricas y elípticas que se encuentran en el universo. Urano está ubicado en el extremo superior junto con sus cinco satélites principales (Miranda, Ariel, Umbriel, Titania y Oyeron).”

Mina de los Condores

coordenadas gps: -32.57225,-65.32144

Su historia comienza con el descubrimiento de “unas piedras pesadas” wolfram, mineral de tungsteno utilizado para endurecer las aleaciones de acero.
La mina fue declarada en 1897 y al año siguiente vendida a la casa Hewing de Rosario, Santa Fé, la que se percató de no contar con capital suficiente para la explotación, por lo que se decidió recurrir a inversionistas alemanes: de tal asociación surgió Hansa Sociedad de Minas S.A. Su desarrollo fue promovido por la inmigración europea, aportando mano de obra calificada y la llegada del ferrocarril a Villa Dolores hacia el año 1905.
Para esa época trabajaban aproximadamente 400 personas, las galerías se extendían 800 metros y se habían alcanzado profundidades de hasta 250 mts.
Pasada la demanda ocasionada por la primera guerra mundial la mina fue vendida a Mr. Thomas Williams, un poderoso norteamericano conocido como “el rey del tungsteno”, la nueva empresa denominada SOMINAR (Sociedad Minera Argentina) y regenteada por Bruce Ronald Burnet reactivaría alentada por la segunda guerra mundial, paralizándose la extracción en 1945.
La división de Corea dejó los yacimientos más ricos del mundo del lado comunista y la posterior guerra privaron a los norteamericanos del metal.
La mina inició su edad de oro, transformándose en la más grande de Sudamérica, la antigua maquinaria fue reemplazada por una planta construida en Estados Unidos que lograba una recuperación del 95% de mineral, y se construyó una torre de mampostería sobre el pique principal para realizar el transporte tanto de material como del personal.
En el lugar, la primera construcción es una vieja casa, que en la época de explotación funcionaba como oficina de administración. A pocos metros, a mano derecha se ubica la Escuela N° 416, hacia la izquierda se ubica la torre, que en su tiempo fue la construcción más moderna y cumplía la función de extraer el mineral de 400 metros de profundidad, también se observa un salón, que constituía el Club Deportivo y Social.

En la antigua oficina de la administración, se encuentran los encargados que atienden a los turistas de lunes a lunes y donde se contrata la excursión hacia el interior del túnel. La sala cuenta con un museo y el servicio de un guía baqueano que muestra las instalaciones y explica la historia de la Mina. En el ambiente se aprecian fotos de época, una vitrina con distintos tipos de minerales, una foto satelital de la provincia, almanaques originales de Alpargatas con ilustraciones de Molina Campos, una mesa de billar hecha en piedra y sobre la misma, elementos que se empleaban en las explotaciones, como pailas, cascos, lámparas y barretas. En una habitación contigua se encuentran la indumentaria necesaria para poder ingresar al túnel (cascos, botas, linternas e impermeables).

Museo Ferroviario

coordenadas gps: -32.55592,-65.24414

En el mes de Marzo de 2008 se inauguraron las obras de refacción y puesta en valor de la Antigua Estación del Ferrocarril de Concarán, las cuales fueron realizadas por el Municipio con el objetivo de ofrecer a los turistas y pobladores locales la posibilidad de conocer y visitar un recurso histórico y cultural de la localidad.
Este espacio, convertido en un Museo Ferroviario, posee los muebles originales restaurados que conservan hasta los libros de antaño, herramientas y diferentes objetos utilizados en la actividad ferroviaria.
Todo está conservado como en sus años de oro, allá entre 1930 y 1960, cuando los andenes estaban impregnados por el ir y venir de los pasajeros cargados de equipaje.
La estación fue inaugurada en 1904, cuando se construyó el tramo entre La Toma y Santa Rosa y el primer tren pasó un 25 de noviembre de ese mismo año. Perteneció primero a una empresa inglesa y luego al Estado Nacional, con el nombre de Libertador General San Martín hasta 1993. La última parada fue en ese año, aunque tres años antes la frecuencia ya no era la misma.
Funciona además una Oficina de Informes Turísticos, contando con libro de registro de visitas. Se efectúa el recorrido por el andén en el que se observan los carros para el transporte del equipaje, los bancos originales, la oficina que expedía los boletos y servía para la logística del jefe de estación, encontrándose todos los elementos que el mismo usaba, en muy buen estado de conservación.

Pinturas Rupestres El Puesto

coordenadas gps: -32.53269,-65.47265

La propiedad de Orlando Funes es una casa de color blanco con corrales, desde ese punto se sigue hacia el norte y en el recorrido es posible observar un paisaje provisto de abundante flora y fauna autóctona, además un punto panorámico interesante, ubicado en una formación rocosa y desde el que se observa la localidad de Concarán, Merlo y las Sierras de los Comechingones casi en su totalidad. Más adelante nos encontramos con una inmensa roca que en una de sus caras forma un alero, como si fuera la entrada de una cueva. Sobre esta superficie se encuentran distribuidas gran cantidad de pinturas en buen estado de conservación en colores blanco, naranja, ocre y negro, algunas tienen formas geométricas otras zoomorfas (guanacos) y existen tres figuras antropomórficas en color blanco, que aumentan el valor del sitio, ya que no es común encontrar estos símbolos en las pinturas de la zona.
Uno de los pictogramas tiene similitud con un ojo, ya que se cree que los indígenas representaban al sol con esa figura.
Otra formación geológica de interés en el lugar, lo constituye un inmenso muro de tegmatita con un corte vertical casi perfecto hecho por la naturaleza.
Además en el mismo sitio se pueden observar piedras usadas como armas de caza o para molienda, también algunos huesos y un cráneo humano que fuera encontrado en el lugar. Contiguo a la Cueva o Casa de Piedra, existe otra de menor porte, en la que se evidencian rastros de asentamientos indígenas.
En la actualidad se abona el ingreso, e incluye el servicio de guía baqueano, también se ofrece servicio de gastronomía casera.

Pinturas Rupestres Los Lobos

coordenadas gps: -32.53269,-65.47265

Este yacimiento está ubicado en un paraje llamado “cueva del indio”. Cruzando el arroyo Indio Muerto a 200 mts.
Los Lobos es considerado uno de los sitios paleobotánicos más importantes de Argentina.
Fiel testimonio de la antigua civilización que habitara en tiempos pasados el noreste de San Luis, este yacimiento arqueológico es escasamente conocido en relación a su trascendencia.
En este yacimiento se han encontrado restos arqueológicos como utensilios, puntas de flechas, boleadoras y otras piezas que despertó el interés del Municipio.
El material arqueológico, incluso esqueletos humanos en posición fetal, rescatado en Los Lobos se encuentra preservado en el Museo de la Vieja Usina en Santa Rosa del Conlara.
En el yacimiento hay una pequeña cueva con numerosas pictografías, donde caben dos personas agazapadas.