Qué visitar en Valle Fértil

Avistamiento de Aves

Único bordeado de sierras y cardones invita a descubrir y sentir el placer de lo natural. Se pueden observar mas de 200 especies de aves.



Centro Cultural Pachamaui

Museo Arqueológico donde se exhiben elementos varios y manifestaciones artísticas de las culturas indígenas de Valle Fértil.



El Arbol de las Raices

Adentrado en la quebrada de la Majadita, siguiendo uno de los paisajes mas verdes de Valle Fertil llegamos a un puesto donde encontramos este árbol ancestral.



Huellas Ancestrales

Atravesando el río del Valle, en dirección norte, en una abrupta ladera del cerro, se puede disfrutar de la vista de un magnífico lugar conocido como piedra pintada, contiene bellos petroglifos atribuidos a la cultura YACAMPI, parcialidad diaguita que habitó esta zona, que representan figuras geométrica (ondulaciones y rectángulos),tridentes y animales de la zona, que fueron grabados en una roca del cerro.

Próximo a ella se observa un conjunto de morteros indígenascavados en la roca, al igual que las numerosas conanas encontradas en la zona evidencian las costumbres sedentarias de estos pueblos ambos utensilios eran usados para moler alimentos.

Las Tumanas

Es un lugar hermoso, con un paisaje encantador, donde se puede disfrutar de lo claro del cielo, el río, la vegetación y las aves.

Aquí también los indígenas dejaron su huella, se pueden observar morteros de piedra, petroglifos y ruinas jesuíticas.


Museo Piedras del Mundo

Museo de ciencias naturales dividido en tres salas, mineralogía, arqueología entomología y malacología. Tambien incorporado el observatorio astronomico, jardines secos, cardones centenarios, entre otros.

Encontrará formas perfectas como una pirita. Hidrolito conocido como fantasma. Ambar con insectos. Turmalina Sandia. Metoritos. Minerales con oro. La piedra nacional Argentina "rodocrosita" y su proceso de formacion. Marmoles Argentinos. Cristaloquímica. Rocas del continente antartico. Piedras preciosas como rubies, zafiros, esmeraldas, topacio y semipreciosas como malaquita, turqueza, lapislazuli, rodocrosita, cuarzos, amatistas, jade, obsidiana (utilizada como herramienta y como armas para punta de flechas).

Parque provincial El Chiflón

El Parque Provincial Natural "El Chiflón" se encuentra a 80 km de San Agustín de Valle Fértil aproximadamente, por ruta pavimentada, la visita es con guía.
El Chiflón es un afloramiento sedimentario del Período Triásico, en el que los agentes erosivos han esculpido una variedad significativa de geoformas, enmarcadas en un paisaje montañoso.En el Chiflón el sol enmarca las formaciones provocadas en los cerros de arenisca que fueron tallados naturalmente, tomando bellas formas y curiosas perspectivas.
El Chiflón siempre invita a hacer un alto en el camino para disfrutar de largas caminatas, percibiendo el aire, el viento y el sol; descubriendo rincones únicos, y extrañas formaciones que en ciertos lugares asemejan torres de castillos en ruinas.
Otras se parecen a elevación con bastones avanzados… Aunque muchas de ellas ya tienen curiosos nombres como: La Tortuga, El Rosario, El Ojo de la Llave, Los Morteros.
Se lo denomina "El Chiflón" por el sonido que produce el viento a través de sus montañas.

Valle de La Luna - Ischigualasto

Declarado en 1971, por el Gobierno de la Provincia de San Juan por su destacado y reconocido valor paleontológico y paisajístico. Las primeras expediciones permitieron conocer un capítulo en la historia de la vida de nuestro planeta en forma completa, como lo fue el Período Triásico.

William Sill, destacado paleontólogo e investigador, fue artífice de una gran labor de promoción y difusión de Ischigualasto, permitiendo que se lo conociera no solamente por sus hallazgos de fósiles de dinosaurios sino también por sus impactantes paisajes. En Noviembre del año 2000, es declarado "PATRIMONIO NATURAL DE LA HUMANIDAD", por la UNESCO.

El circuito turístico recorre cinco estaciones. Cada estación se diferencia entre si por sus geoformas y el contraste de sus colores. Cada una de ellas encierra un paisaje tan particular como atrapante, que puede ser apreciado en un recorrido de aproximadamente tres horas a través de un trazado de 40 km.