Auditorio Juan Victoria

Sobre el terreno asignado en las inmediaciones del Parque de Mayo se levanta el edificio destinado a la Escuela Superior de Música y Auditorio. Concebido como una unidad arquitectónica, consta de tres áreas perfectamente definidas. Una, destinada al funcionamiento de la escuela, de tres plantas con aulas especialmente diseñadas y acústicamente tratadas para la enseñanza de la música, y el auditorio propiamente dicho, con capacidad para más de 1.000 personas. Un gran techo de hormigón armado vincula las dos áreas mencionadas, configurando amplios recintos para realizar exposiciones de carácter permanente o transitorio. El auditorio, ejemplo de complementación entre exigencias técnico-acústicas y arquitectónicas, es quizá la obra demás envergadura dentro de su tipo y finalidad concebida en América Latina. Está destinado a la ejecución de música sinfónica, y a la presentación de coros. Posee un órgano de 3.565 tubos y 61 registros, de tractura eléctrica, con consola movible, especialmente construido para la zona por la firma E.F. Walcker y Cía. de Ludwigsburg, Alemania.

Ubicación