Qué visitar en Villa San Lorenzo

El Castillo de San Lorenzo

El Castillo de San Lorenzo, construido en 1903, es una réplica de un castillo florentino, a tales efectos Don Bartoletti hizo traer a su realizador el arquitecto Castagno, de Florencia para que lo diseñara. Las piedras fueron acarreadas desde los ríos San Lorenzo y Castellanos, a lomo de mula, y luego eran canteadas por su propias manos. Como novedad para la época se uso dinamita para socavar el cerro y cemento en la construcción.Las rejas que rodean al edificio fueron hechas con caños de fusiles Remington usados en la guerra de la Triple Alianza.

Quebrada de San Lorenzo

Posee senderos bien marcados que permiten hacer un recorrido corto a pie para admirar la Selva Montana y disfrutar del agua cristalina del Río San Lorenzo. Desde este lugar se inician recorridos de trekking de mayor duración, para los que es necesario contratar los servicios de un operador habilitado. Es muy recomendable la excursión de 7 horas a Los Cajones, que llega a un afluente del Río Castellanos que baja formando cascadas y pozos de agua de gran belleza y en los que se puede tomar un refrescante baño antes de emprender el regreso.

Reserva Natural Finca Las Costas

Su finalidad es la conservación de la cuenca productora de agua más importante de la ciudad de Salta y un sector de bosques montanos.
La ecorregión pertenece a las Yungas.
El área contiene una cuenca hídrica cuyas nacientes se localizan en la zona montañosa destinada a la provisión de agua potable para la ciudad de Salta. Al noroeste de la finca se localiza la quebrada de Arteaga, con alrededor de 4 km. de extensión. También encontramos al cerro de la Cruz.
Al llamado Potrero Grande se puede acceder siguiendo aguas arriba el arroyo Potrero.