Catedral Nuestra Señora del Rosario

Esta obra arquitectónica data del año 1,895. Nació de la necesidad de un nuevo emplazamiento, ya que su antigua edificación se encontraba en ruinas. Su interior está compuesto por cinco naves. Tan sólo tres construcciones de este tipo sobreviven en Sudamérica. La parte central está dedicada a la virgen Nuestra Señora del Rosario.

Ubicación