Qué visitar en Cachi

Cuesta del Obispo

En este tramo comienza la subida, el camino sinuoso y de cornisa muestra un paisaje de pastizal de altura. El punto más alto es Piedra del Molino a 3348 metros sobre el nivel del mar y a 93 Km de Salta.
Desde aquí se aprecia una extraordinaria vista de la Quebrada de Escoipe. En este lugar se encuentra una pequeña Capilla de piedra y una piedra de moler tallada en granito con varias toneladas que da nombre al lugar. Se cuenta, que era transportada en carro en el año 1927 y que, por el peso, se partió en dos.  Estaba destinada a una estancia del valle, y sus dueños, jamás volvieron por ella.
Dos kilómetros antes de llegar a Piedra del Molino se encuentra el cartel indicador del Parque Nacional los Cardones, y posteriormente a él, está el acceso al Valle Encantado.

Iglesia San josé

Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1945. Tiene una fachada que data de una restauración de 1947 por Nadal Mora, con una base de canto rodado, anchas paredes de adobe y lisas. El frente, arriba, tres campanas en una espadaña, silueta propia del siglo XVIII. En el interior posee una extensa nave de 35 m de largo y muy cerca del altar mayor dos capillas transversales.  Hacia arriba una sucesión de arcos de mampostería pintados de blanco, sobre los que se apoyan tablas de madera de cardón. En el retablo mayor esta coronado por una figura de Dios Padre con dos ángeles a su costado, fuertemente policromados. En las hornacinas han sido colocadas las imágenes del patrono San José, un Calvario y San Pedro; en el piso alto un San Isidro y una Santa Dominicana. En la capilla transversal izquierda hay un Nazareno, hermosa imagen de vestir del siglo XVIII.

Museo Arqueológico Pío Pablo Díaz

posee un patrimonio arqueológico que refleja todas las etapas de la historia prehispánica del Valle Calchaquí. El visitantes realiza un recorrido histórico de aproximadamente 10.000 años, a partir de los períodos de Cazadores y Recolectores, Formativo, Desarrollos Regionales, Inca e Hispano Indígena.
Se encuentra ubicado en la localidad de Cachi, a 2280 metros sobre el nivel del mar y 157 kilómetros de la ciudad de Salta por la mítica ruta nacional N° 40. Posee su área de influencia en todo el Valle Calchaquí. Es decir, que tiene bajo su control a todos los sitios arqueológicos y la obligación de atender a su preservación. Un 30 % de su patrimonio se encuentra en exhibición al público y el resto acondicionado en el área de reserva, a disposición de investigadores y también otra área destinada a exposiciones temporarias.

Museo Ruinas de Puerta de la Paya

Este yacimiento arqueológico situado a 9 kilómetros de Cachi, se caracteriza por un conglomerado de 6 hectáreas aproximadamente, murallas de circunvalación de pirca doble, recintos rectangulares y tumbas circulares en falsa bóveda. Se supone que acá vivieron entre 300 y 800 personas. Entre las ruinas se encuentra un recinto de vivienda conocido como la "Casa Morada", cuyas piedras fueron utilizadas por los lugareños para construir una iglesia a la vera del camino. El sitio fue estudiado por los antropólogos Juan B. Ambrosetti, Eric Boman y Rex González. Se llegó a la conclusión de que la "Casa Morada" sería un tambo incaico erigido allí luego de anexar el noroeste argentino a la cultura Tawantisuyo en 1480 por el Inca Tupac Yupanqui, décimo monarca, hijo de Pachacutec.

Nevado de Cachi

El nevado de Cachi es uno de los sistemas montañosos más importantes de la Provincia de Salta. Se encuentra enclavado en la Cordillera Oriental, formando parte de las sierras más occidentales de la misma. En realidad se trata de una cadena montañosa que se extiende en general en sentido Norte-Sur, y formada por nueve cumbres, siendo la más alta la denominada Cumbre Libertador Gral. San Martín, de 6.380 m. El Nevado de Cachi se prolonga hacia el norte con la sierra del Nevado de Palermo, conformado por cuatro cumbres, siendo la mayor la cumbre del Palermo, de 6.200 m. En su conjunto, los cordones de Cachi – Palermo, cierran al Valle Calchaquí por el oeste, y lo separan de la región de la puna.

Parque Nacional Los Cardones

Un enorme bolsón de 65.620 hectáreas se extiende entre los departamentos de Cachi y San Carlos. Allí, cardones erguidos custodian los caminos del antiguo Imperio Incaico y del singular Valle Encantado, que guardan los vestigios de su rico pasado. La especie vegetal predominante en la zona, y que da nombre al parque, posee ejemplares adultos que llegan a medir 3 metros habiendo cumplido entre 250 y 300 años. Estuvieron en peligro de extinción por la explotación irracional que se hacía de su madera, ahora la Ley Nacional de Parques los protege, desde 1996, en esta magnífica área que abarca cuatro ambientes naturales diferentes. La flora y la fauna muestran características tan singulares y agrestes como el paisaje que las cobija. Además de recorrer la desértica belleza del Parque Nacional por una ruta en buenas condiciones, se pueden sacar fotografías, hacer travesías, caminatas y observación de flora y fauna. Los cardones en su árido silencio, impresionan con su porte firme sobre la tierra. Estarán siempre ahí, para deleitar la vista en un paisaje diferente. Aunque su tala está prohibida, es posible tener un recuerdo de su madera, porque los guardianes del parque recogen los ejemplares secos y se los dan a los artesanos de la zona, para que hagan verdaderas obras de arte.

Recta del Tin Tin

El camino se abre nuevamente y se aprecia la Recta Tin Tin antes de la notable recta empalma la R. P. N° 42 que lleva a Seclantás pasando a 3 Km por el bosque de Churqui Gigante, que forma parte del Parque Nacional Los Cardones. Encontrando allí abundancia de churquis con sus copas en forma de parasol y entre ellos, matorrales de jarillas y otros arbustos espinosos.
La Recta Tin Tin es una línea recta perfecta de 18 Km de extensión trazada a 3000 m.s.n.m. Las referencias históricas indican que la recta habría sido obra de los nativos, quienes se valieron de fogatas a modo de jalones. Actualmente pavimentada, en su extensa planicie se pueden observar innumerables cardones. A la derecha está el cerro Negro y hacia la izquierda el cerro Tin Tin.

Quebrada de Escoipe

Es una zona de vegetación casi selvática, tapizada de helechos, es un valle agrícola con cerros multicolores, vegetación exuberante (nogales, laureles) y tierras rojizas.
Se puede observar afloramientos de rocas cristalinas y superposiciones de los bloques precámbricos, también se pueden ver sedimentos marinos del paleozoico. La Quebrada de Escoipe tiene tramos muy estechos y está encajonada entre paredones de piedra altos, es un camino sinuoso que cruza el río Escoipe varias veces.

Valle Encantado

Con un paisaje extraordinario que une formas y colores naturales de sorprendentes contrastes, donde la erosión eólica y la lluvia han esculpido en años insólitas y sugestivas bellezas. Se puede obsevar allí una pequeña laguna y pinturas rupestres en el interior de cuevas y aleros. También es lugar del avistamiento del Condor. Se puede acceder al lugar por un desvío de 4 Km de fuerte pendiente y encontrar al  Guarda Parque en el camino a Tonco. Se recomienda no bajar en vehículo si el camino esta humedo por lloviznas.