Reserva Isla Huemul

El nombre originario de la isla fue "General Villegas", que luego fue reemplazado por el de Güemul, ya que hacia fines del siglo XIX, fue habitada por una familia de ese apellido. La semejanza entre el apellido araucano y el del emblemático ciervo de los Andes Patagónicos, originó una confusión que, con el paso del tiempo, derivó en el nuevo cambio de nombre de la isla.
A sólo unos veinte minutos de navegación desde el Puerto San Carlos, la Reserva Isla Huemul ofrece un área ecológica, una de turismo y una tercera histórica. Esta última evoca un pasado no muy lejano, a mediados del siglo XX, durante presidencia de Juan D. Perón, momento en el que se instalaron las bases de lo que sería la primera central nuclear argentina, y de buena parte del resto del mundo. En efecto, el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 10.936 de fecha 31 de mayo de 1950, expresaba la importancia que le otorgaba el gobierno nacional a los avances en materia de energía atómica y de sus aplicaciones prácticas, como producción de energía y para la industria. Un año después se crea la Dirección Nacional de Energía Atómica, con funciones de brindar una base operativa a la actividad nuclear que luego terminaría fracasando.
La isla tiene una superficie de 74 hectáreas y se eleva en medio de las cristalinas aguas del lago Nahuel Huapi. Con lindísimos bosques de ciprés de la cordillera (Austrocedrus chilensis) y coihues (Nothofagus dombey). Se declaró reserva de la Municipalidad de San Carlos de Bariloche en 1998. La finalidad de crear esta área protegida fue conservar en su estado natural las comunidades ecológicas existentes y los valores históricos que alberga, brindando oportunidades para el turismo y la investigación.
Pegada a la isla hay un islote pequeño llamado Isla de las gallinas.... ¿qué guardaba ahí don Güemul? un museo subacuático con figuras entalladas en troncos de más de 3 metros de altura, ideal para bucear y disfrutar de éstas maravillas.

Ubicación