Cerro Tronador y Cascada los Alerces

El paisaje que rodea al Cerro Tronador, el cerro más alto de los alrededores de Bariloche, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, ofrece la posibilidad incomparable de apreciar un glaciar: el Ventisquero Negro. En el camino al cerro, de más de 3.400 metros de altura, se conjugan diversos fenómenos naturales. Tras salir del centro por la ruta 40 Sur, que bordea el Lago Gutiérrez, se llega a la Divisoria de Aguas, a partir de allí todos los ríos y lagos vierten sus aguas en el Pacífico y hasta ese punto, en el Atlántico. En adelante, acompaña el camino la margen este del Lago Mascardi. Luego de pasar Villa Mascardi, se gira a la derecha y comienza un camino de ripio, con radales, abundantes mosquetas, maitenes, coihues, cipreses, entre otros, que custodian el angosto sendero.
En el puente Los Rápidos se divisan truchas, nadando apresuradas en el agua cristalina y si la suerte acompaña se puede ver también a algún martín pescador. El río Manso va cambiando de tonalidad a lo largo del recorrido, después de nacer en la cima del Tronador. Curvas y contra curvas marcan el avance hacia Pampa Linda donde hay una hostería, un camping y un puesto de gendarmería. Desde aquí continúa el ascenso hasta el Ventisquero, un glaciar en franco retroceso que desciende desde el Tronador y que se destaca por su color, pudiendo apreciar una de las pocas maravillas del mundo que siguen en pie.

Ubicación