Qué visitar en Eduardo Castex

Museo Histórico Municipal "Juan Ricardo Nervi"

Fue inaugurado el 7 de noviembre de 1998 dentro de los festejos del 90º Aniversario de Castex. Funciona en el edificio de la Estación del Ferrocarril y es atendido por una museóloga de la localidad que guía y ofrece clases didácticas a quienes lo visitan, como alumnos de las escuelas y público en general.
En el año 2003 se le impuso el nombre de "Juan Ricardo Nervi", (poeta, maestro y pedagogo) en homenaje a un hijo de este pueblo y que bregara por la creación de este emprendimiento desde 1992.

Parque de la Prehistoria

A solicitud del Intendente de ese momento, un artista local realizó la obra artesanal modelando animales de la prehistoria. Se confeccionaron con las dimensiones reales cada una de las especies vivientes de aquella era. Fueron creadas de la siguiente manera con un armazón de hierro envuelta por una red metálica y la cubierta final moldeada y acabada en cemento. El predio destinado al Parque,tiene un portal de acceso importante, un recorrido interno con la distribución de 25 figuras de animales. Este espacio es admirado por turistas y vecinos de la localidad los fines de semana.

Reloj de Sol

En la intersección de las rutas provincial Nº 102 y nacional Nº 35. Inaugurado el 25 de junio de 2005, fue donado por la Municipalidad de Castex a la institución rotaria en ocasión de festejar 60 años de su existencia.
En cuanto al funcionamiento podemos decir que es un reloj de cuadrante ecuatorial; esta formado por dos caras, la frontal indica la hora en la época de otoño – invierno; por otra parte, la cara posterior hace lo propio con la primavera – verano.

Reloj Cucú

El reloj cucú (denominación utilizada en América) o reloj de cuco (nombre usado en España y única acepción admitida actualmente en el diccionario de la Real Academia Española) es un tipo de reloj provisto, generalmente, de péndulo y gong que se caracteriza por tener una abertura por la cual, cada media hora, sale un pájaro autómata que emite un canto cuyos sonidos se asemejan a la onomatopeya «cucú». El mecanismo para producir dicho sonido fue instalado en la mayoría de los relojes de cucú en el siglo XVIII y ha permanecido hasta el presente casi sin modificaciones.
Esta ubicado en la plaza San Martín, cuyas dimensiones (incluida la estructura) son de 7 metros de ancho por 5 metros de alto.
El inicio de esta obra tuvo lugar en los primeros años de la década del 70', la misma se completa en el año 1977 agregándole al modelo original la fuente de agua.