Catedral de San Salvador

Con su espectacular Pulpito, es la obra más importante del país en su tipo y está catalogado entre los mejores de Hispanoamérica por su composición, los temas bíblicos representados y la exquisitez de su decoración. Tallado en cedro y ñandubay en 1761.

Ubicación