Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola

Fue inaugurado en 1988 y tiene capacidad para 15.000 espectadores: actualmente están instalados 7.500 asientos, en formato de bancos de hormigón con respaldos fijos.
Es único en su tipo en todo el nordeste por sus dimensiones, capacidad y diseño arquitectónico. Tiene una ubicación estratégica dentro de la ciudad de Corrientes, en el corazón de un enorme complejo habitacional y muy próximo al microcentro.
Su escenario, que lleva el nombre de Osvaldo Sosa Cordero, de 35 metros de boca y 15 metros de profundidad permite la realización de puestas escénicas imponentes, entre ellas los internacionalmente conocidos Carnavales Correntinos, así como multitudinarios espectáculos de la música y danza popular argentina y latinoamericana.
Es sede del encuentro más importante de la música chamamecera: la Fiesta Nacional del Chamamé.
Dispone de camarines con sus respectivos baños privados individuales y generales. Le dan vida al imponente coliseo una gran cantidad de especialistas escenotécnicos que se movilizan antes, durante y después del espectáculo en sus 500 m2 de extensión.

Ubicación