Qué visitar en Valle Hermoso

Balneario Dique de la Isla

Este balneario se originó por la existencia de un dique de regulación sobre el Río San Francisco. Se encuentra en un paraje de singular belleza, enmarcado por paredes rocosas en una orilla y por grandes sauces en la otra. Sobre esta margen natural se extiende una espléndida zona de camping acondicionada con asadores, mesas, proveeduría y una hermosa pileta de natación.
Este balneario invita a los turistas a realizar actividades al aire libre, en pleno contacto con la naturaleza como caminatas, cabalgatas y paseos en bicicleta.

Balneario Villa Yacoana

Cuenta con un atractivo camping agreste y una pequeña playa de arena fina. Este hermoso balneario invita a los turistas a disfrutar del río y del contacto con la naturaleza. Desde allí se pueden realizar un gran número de actividades al aire libre como caminatas, cabalgatas y paseos en bicicleta.

Cascada de los Helechos

Desde el Complejo Vaquerías y siguiendo el curso del arroyo Vaquerías se llega hasta la hermosa Cascada de Los Helechos, que se distingue por sus aguas puras de vertiente y su frondosa vegetación compuesta por helechos y molles que la rodean, de allí el origen de su nombre. Este salto de agua tiene más de 10 m de altura y se ha convertido en uno de los atractivos naturales más visitados por los turistas durante el verano.

Castillo Hotel

Este hotel de alta gama fue construido en el año 1870 como casco de la Estancia “Las Playas”. Alrededor del año 1900, Don José Ferrarini, inmigrante italiano, compró la estancia y amplió el casco, dotándolo del estilo florentino que lo caracteriza, para dar nacimiento en 1930, al “Hotel Monte Olivo”. El diseño de la obra se basó en dos castillos, uno francés y otro portugués. El Hotel tenía el estilo de una fortaleza y poseía 80 habitaciones con baño privado y teléfono. Poseía un salón de fiestas para ochocientas personas y salones cubiertos para deportes. El alojamiento funcionó durante cuatro años, hasta que la muerte de Doña Teresa de Ferrarini motivó su cierre.
En 1972 la Unión Obrera Metalúrgica compró el edificio para utilizarlo como colonia de vacaciones para sus afiliados. Durante este tiempo, lamentablemente, se acentuó el descuido y el deterioro del establecimiento debido a una visión diferente a la de su creador, en el manejo del hotel.

Gruta Santa Teresita

La Gruta Santa Teresita se encuentra ubicada en la Localidad de Valle Hermoso, en el Valle de Punilla, a 75 km. de la Ciudad de Córdoba Capital, accediendo por Ruta Provincial E 55 hasta empalmar con la Ruta Nacional Nº 38. A la altura de la Localidad de Bialet Massé se debe doblar hacia la derecha y continuar por esta última, hasta el ingreso a la localidad. Fue construida por Don José Ferrarini en homenaje y recuerdo a su esposa, quien padeció una larga enfermedad. La Gruta de Santa Teresita fue construida en su totalidad en piedra bola, con una reja al frente que protege su interior. En su costado derecho se encuentra la imagen de la Santa, de gran tamaño y de excelente calidad de construcción.

Museo Municipal Juan de Cevallos

Se exhiben aquí elementos de la cultura ayampitín, objetos históricos y arqueológicos, y especímenes de ciencias naturales de la región. Posee una sala de numismática y filatelia única en el Valle de Punilla.

Parroquia San Antonio de Padua

La capilla primigenia llamada San Antonio del Monte, que dio origen al nombre a esta localidad, fue construida a mediados del siglo XVII, por pedido del Capitán Antonio de Cevallos. Con el deterioro propio del tiempo, a principios del siglo XX se decide demoler su estructura de adobe y construir una nueva capilla en homenaje a San Antonio de Padua, con base y robustas paredes de piedra. Esta capilla se distingue por su simplicidad y belleza, siendo uno de las más visitadas del Valle de Punilla; allí se celebra la fiesta patronal todos los 13 de Junio.

Reserva Natural Ecológica Vaquerías

Esta reserva natural ecológica posee una superficie aproximada de 380 hectáreas en estado virgen, con un bosque nativo, flora y fauna autóctona. Esta zona ha sido destinada, desde fines del siglo XVIII, a la cría de ganado vacuno, de allí el origen del nombre que se mantiene hasta la actualidad “Vaquerías”.
Usted podrá disfrutar de hoteles, campings, canchas para practicar diferentes deportes y una hermosa pileta de natación, alimentada con agua de vertiente.