Qué visitar en La Cumbrecita

Bosque de Abedules

Uno de los bosques que componen la gran forestación en la que nuestro pueblo está inmerso. Para llegar a él, es necesario cruzar el arroyoAlmbachpor un pequeño puente de madera y bordear la tradicionalConfitería Liesbeth. Ascendiendo lentamente a la sierra se llega a este hermoso bosque de abedules, uno de los más importantes de toda la región.

Cerro Wank

El recorrido que nos conduce a la cima delCerro Wank, comienza en una pequeña pasarela de madera que atraviesa el arroyoAlmbach, frente a la tradicional confiteríaLiesbeth. Desde allí el sendero comienza a trepar por el corazón de un frondoso bosque. A medida que va ganado altura, la vegetación se vuelve cada vez más escaza y comienzan a verse desde lo alto los diferentes rincones del pueblo.
Luego de un empinado trekking, desde la cima Cerro Wank, a1715 msnm, se podrá apreciar todo el entorno que rodea a La Cumbrecita, el contorno de las sierras grandes, las grandes extensiones de bosque y los diferentes puntos del Valle de Calamuchita.

El Castillo

En una de las zonas altas de nuestro pueblo se encuentra esta original construcción ideada porErwing Müller, a principios de la década del40.Fue realizada con sus manos junto al lugareñoDon Rito Merloy se caracteriza por los símbolos y escudos grabados en la madera de su amoblamiento y en la piedra de sus paredes.

El Cementerio

El cementerio se encuentra en uno de los puntos más altos de La Cumbrecita, inmerso, como no podía ser de otra manera, en un antiguo bosque. La humilde tranquera que indica el ingreso a este predio, posee una inscripción:“respete la paz de este lugar”. Allí descansa gran parte de la historia y la identidad de nuestro pueblo. Cercada por un pequeño muro de piedras, la última morada de los pioneros de La Cumbrecita inspira una intima sensación de paz, como ningún otro lugar en el pueblo.

La Capilla

Se encuentra coronando el camino del bosque, en una de las zonas más elevadas del pueblo. Como muchas de nuestras construcciones, fue diseñada por Helmut Cabjolsky, uno de los pioneros de La Cumbrecita.
Se construyó con materiales de la zona en el año1967con el fin de que permanezca abierta a todos los credos. La predominancia de la madera, la arquitectura alpina, los espacios reducidos del templo y el bosque rodeándolo todo, lo convierten en un lugar austero y de un particular encanto.

La Cascada

Uno de los puntos más representativos de nuestro pueblo, donde la naturaleza que nos rodea se manifiesta en todo su esplendor. El arroyo Almbach se abre paso en medio de una gran quebrada y produce este espectacular salto de agua de14 mtsde altura, que se precipita sobre una olla de unos5 mtsde profundidad.
La abundante vegetación que la rodea y las grandes rocas que salen del arroyo forman un lugar ideal para sentarse a descansar y contemplar el entorno. El acceso a La Cascada se realiza a través de una caminata de unos15 minpor un sendero que trepa la sierra y permite ver hermosos paisajes.

La Fuente

Situada a un lado del camino que conduce al bosque, en una de las zonas elevadas del pueblo. La Fuente fue diseñada por el Ing. Helmut Cabjolsky y construida en madera de lapacho en el año 1942, como obsequio para el cumpleaños de su padre, el fundador de La Cumbrecita. Posee un cuenco que almacena el agua y está coronada por una campana que se hacia sonar como alarma en caso de incendio o emergencia, alertando a todos los habitantes del pueblo.

La Olla

Uno de los rincones más visitados del arroyo Almbach. Se encuentra en uno de los extremos del pueblo y es uno de los balnearios predilectos durante los días de verano.
El cauce de agua que baja de la sierra, va generando a su paso lugares únicos desde donde disfrutar la naturaleza en estado puro. La Olla es uno de estos lugares. En medio de un frondoso bosque de coníferas se encuentra este salto de agua que se desliza por las rocas y cae en una profunda pileta natural de más de 6 mts de profundidad.

La Pampita

El escenario original de La Cumbrecita antes de que los pioneros, a fuerza de trabajo incasable, construyeran nuestro pueblo. La Pampita es una inmensidad casi sin vegetación alguna.Sólo el cielo y la montaña,el paisaje de la zona en estado puro. La hierba serrana cubre esa gran superficie de la que emergen grandes rocas.

Plaza de los Pioneros

Esta irregular Plaza, poblada de árboles y cercada con madera, fue construida en homenaje a los primeros pobladores de La Cumbrecita. Cruzando por ella, puede unir el camino alto del bosque con el camino bajo, sin necesidad de alargar el recorrido por las calles.