Estancia Jesuítica

Construída desde 1616, fue el primer establecimiento rural instalado por los jesuítas en la provincia de Córdoba, la primera Fábrica de Armas Blancas del país -desde 1814 a 1816- y la primera morada de los inmigrantes italianos que llegaron en 1878 a poblar la Colonia.
Colonia Caroya, multicultural desde su origen Colonia: receptora de inmigrantes europeos; Caroya: palabra de raíces quichuas - constituye una síntesis del legado de la inmigración italiana, enriquecido con elementos del pasado jesuítico, de la cultura criolla y el aporte de las inmigraciones actuales.
Entre los paseos y monumentos históricos se destaca la Estancia Jesuítica de Caroya, la cual, junto a las de Jesús María (1618) y Santa Catalina (1622), fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

Ubicación