Parque Nacional Chaco

Conservado como una muestra del Chaco Oriental, el Parque Nacional Chaco se alza en el centro de la provincia homónima, distante 120 Kilómetros de la ciudad de Resistencia. Creado en el año 1954, con el fin de preservar montes de quebracho colorado, pertenece a la eco-región chaco húmedo, una zona con pendientes muy suave donde predominan los ambientes deprimidos.
15 mil hectáreas de esteros, cañadas, selvas de rivera, sabana con palmares e isletas denominadas “monte fuerte” conforman el territorio del Parque Nacional Chaco. Estando integrado el monte por árboles de hasta 15 metros de altura, como el quebracho colorado chaqueño, el espina corona, el guayacán, el lapacho, el algarrobo, el guayaibí y el quebracho blanco.
Diversas especies faunísticas encuentran refugio en este Parque Nacional, destacándose entre ellas algunos depredadores grandes como el puma, el gato moro o yaguarundí y el eirá o hurón mayor; también el chancho moro o pecarí de collar, el guazuncho, el carayá o mono silbador, el aguará guazú, el curiyú y el cocoé o tataupá.
Habitan además este espacio protegido la coralina punteada, una culebra chaqueña de llamativos colores y hábitos semi – subterráneos; las urracas paraguayas y moradas, el ipacaá, el carpintero lomo blanco, y especies nocturnas como las lechuzas, atajacaminos y urutaúes.
Las Lagunas Panza de Cabra, Yacaré y Carpincho, intrínsecas al área, son frecuentadas por una rica avifauna, conformada por ejemplares de biguá, burrito enano, pollona negra, gallito de agua, chajá, y variedad de garzas. Mientras que en cualquier sector del parque pueden avistarse ejemplares de carayá y loro hablador, especies en riesgo por su comercialización ilícita.

Ubicación