Qué visitar en Tinogasta

Complejo Termal La Aguadita

Este complejo está ubicado a 1.450 m.s.n.m desde donde se puede admirar todo el Bolsón de Tinogasta. Ofrece a sus visitantes diversos servicios, entre ellos cuatro piletas de aguas termales a 18ºC aproximadamente. Estas termas fueron utilizadas desde tiempos inmemoriales por las diversas culturas aborígenes de Tinogasta hasta que se convirtió en el lugar de descanso del último cacique tinogasteño Don Miguel Chanampa. Lugar de excelencia para ser disfrutado en vacaciones de verano ya que cuenta con quinchos, sanitarios, duchas, asadores, cantina y permite la práctica de escaladas, mountain bike y cabalgatas. Desde el complejo puede disfrutarse una hermosa vista de la Sierra del Abaucán, donde se divisa el “Gigante Dormido”.

Dunas de Tinogasta

Las Dunas de Tinogasta son un nuevo atractivo turístico para quienes visitan el Departamento. Estas se encuentran ubicadas a 5 km. de la cabecera departamental por la Ruta Provincial Nº3. En ellas se puede gozar de las grandes bellezas paisajísticas que estas ofrecen y permite llevar a cabo la práctica de diferentes actividades de aventura.

Iglesia de Andacollo

A 17 km. de la ciudad de Tinogasta. El edificio es de estilo Neoclásico, y su fecha de construcción se sitúa en la primera mitad del siglo XIX. En el año 2001 fue restaurada. Forma parte de la ruta del adobe por estar construida con barro y paja.

Poblado prehispánico de Watungasta

Nombrado Monumento Histórico Nacional, se encuentra situado en la confluencia de la Quebrada de Troya con el valle de Abaucán. Su origen data del período de 1.471-1.536 d.C., época de dominio Inka en la que alcanzó la categoría de Ciudad Administrativa de Primer Rango. Entre 1.630 y 1.670 el lugar fue escenario del enfrentamiento de nativos Calchaquíes en cruentas guerras que exterminaron al pueblo. Los nativos que sobrevivieron fueron evangelizados y los españoles remodelaron y utilizaron el asentamiento indígena. Desde un morro se observan las disposiciones de la antigua urbe con su doble plaza de armas, varias kanchas rectangulares y depósitos de alimentos; todas construcciones con muros formados por enormes ladrillos de adobe y cimientos de piedra.

Ruta del Adobe

La Ruta del Adobe es un recorrido de 55 Km. ubicado entre Tinogasta y Fiambalá a lo largo de la Ruta Nacional Nº60. Recorre capillas, casonas antiguas, construcciones históricas y prehistóricas construidas con adobe, que es la mezcla de barro, paja y estiércol. La mayoría de estas construcciones tienen muros de entre 80 cm. y 1 metro de ancho, algunas con 300 años de antigüedad. El adobe ha sido y es el recurso usado para las construcciones que da frescura en los tórridos veranos y calidez en el invierno.