Qué visitar en Fiambalá

Comandancia de Armas de Fiambalá

La construcción data de 1.745, se trata de un monumento que conserva una auténtica arquitectura colonial. Las paredes de bloques soportaban un techo formado por vigas de madera, una cubierta de cañas atada con tientos y una mano de barro. El revoque es de barro resistente a la lluvia, el secreto está en su elaboración. Al barro para la preparación del adobe, se le agregan hojas de pencas cortadas que desprenden un líquido viscoso que le brindan una excelente adhesión.

Cristo Redentor

En Medanitos y en Antinaco se realizaron dos grandes obras de arte del Cristo Redentor, la primera tiene más de 21 mts. de alto, emplazada en la loma de un cerro con vistas panorámicas de gran belleza, donde se aprecia todo el Valle con sus dunas y viñedos. Dichas obras fueron construidas a mano, sin moldes, son piezas únicas y responden a la profunda creencia religiosa de estos pueblos y forman parte del circuito turístico histórico-religioso del Norte de Fiambalá.

Iglesia de San Pedro

Fue declarada Monumento Histórico Nacional y realiza la Fiesta de San Pedro cada 29 de Junio. Esta iglesia fue construida por el Capitán realista Domingo Carrizo respetando la arquitectura colonial del siglo XVIII. Para la construcción de la nave única se apoyó sobre las vigas de madera un techo de cañas atadas con tiento y sobre las cañas se colocó una capa de Cortaderas, cubierta por una última mano de barro.
De construcción muy rudimentaria, sus paredes son de adobe y miden aproximadamente un metro de espesor. La escalera de acceso al campanario está construida en una vara de algarrobo tallada.
También son de madera de algarobo las puertas y los tirantes del techo. En su interior se conservan muestras de indudable valor historico-cultural, como la imagen de San Pedro, el Santo Patrono del templo, de origen cuzqueño , hecho de madera tallada, traido desde El Cuzco por el Capitan Domingo Carrizo, por cuya iniciativa se levanto el templo. En el dintel de la puerta puede observarse grabada la siguiente inscripcion: “Año- Hizo el Cap. J.H.S. Domingo Car. 1770”. Las paredes del templo estan adornadas de hermosas pinturas procedentes de la escuela cuzqueña. La iglesia está rodeada por un cerco de adobes con pilastras, que dan acceso al patio interior por anchas entradas.

Museo del Hombre

Conserva en su interior piezas de la Cultura Aguada, esculturas de piedra “suplicantes” de la Cultura Alamito y dos cuerpo momificados naturalmente que datan de 1.470-1.590 aproximadamente, pertenecientes a la cultura Belén III, rescatadas durante la pavimentación de la Ruta Nacional Nº60 a la altura del paraje Loro Huasi.

Museo de Alta Montaña Los Seismiles

Comparte edificio junto al museo del hombre. Fue creado el 8 de julio del año 2.007 por iniciativa de dos mujeres montañistas fiambalenses que pretendían dar a conocer la zona más alta de occidente, a través de los relatos y estudios de toda la gente que exploró y dejó valiosa información a los expedicionarios, turistas y aventureros que llegan a la localidad de Fiambalá con el propósito de acceder a la cordillera catamarqueña.
Los visitantes podrán experimentar, mediante testimonios, rostros, imágenes y objetos, las sensaciones y vivencias de aquellos afanosos buscadores de la más plena libertad, de su horizonte personal más lejano.
“Los Seismiles” ofrece al visitante la posibilidad de conocer la historia de la Cordillera de los Andes, desde las primeras exploraciones hasta la actualidad, mostradas a través de cartografías, fotos, material antiguo, documentos, cartas, testimonios de cumbre, libros y videos.

Paso Internacional de San Francisco

El Paso Internacional de San Francisco se encuentra ubicado a 200 Km. del último poblado, Fiambalá, con un camino en excelentes condiciones y paisajes imponentes que lo hace un paseo inolvidable. El límite internacional propiamente dicho se encuentra a 4.750 m.s.n.m y se puede acceder en cualquier tipo de vehículo. Todo el trayecto es apto para tomar fotografías de sus montañas y volcanes. En las alturas hasta los 4.500 metros, la fisonomía vegetal consiste en estepas arbustivas y graminosas o pastizales, con baja cobertura vegetal y sectores de peladares. En los sectores asociados a humedales, tales como lagunas y arroyos, se encuentran las vegas o bofedales, con vegetación dominada por gramíneas como chillaua y cortaderas, ciperáceas, y juncáceas, que cubren totalmente el suelo. Presentando sus montañas una diversidad de colores entre rojos, rosados, verdes y amarillos.
En el camino se pueden ver algunas manadas de vicuñas, guanacos, llamas y en las lagunas parinas, flamencos, gallaretas, entre otras aves.
Esta ruta internacional antiguamente fue paso natural, utilizado por los aborígenes, luego por los colonizadores en las corrientes que ingresaban por Chile y por los arrieros que comercializaban ganado y otros elementos con Chile.
Camino al Paso, a 90 km. de Fiambalá, sobre la Ruta Nacional Nº60 a la altura del paraje de Cortaderas, está ubicada la Hostería Internacional de Cortaderas, a 3.000 metros de altura. Posee 85 plazas totalmente equipadas con las mejores comodidades para recibir a los visitantes, grandes espacios y vistas sorprendentes caracterizan este hotel 5 estrellas en plena Cordillera de los Andes.
El Paso de San Francisco se convierte en una experiencia inolvidable ofreciendo escenarios tan variados como la Quebrada de las Angosturas, el Valle de Chaschuil y los volcanes que conforman la imponente Cordillera de los Andes, con cumbres que varían de los cuatro mil a más de seis mil metros de altura denominando el área como “Los Seismiles”.
En su recorrido es posible divisar en plenitud los volcanes San Francisco, El Incahuasi, Bertrand, entre otros, donde nuestros antepasados dejaron sus huellas en los santuarios de altura.

Termas de Fiambalá

El complejo Termal se encuentra ubicado a 17 km. de Fiambalá y a 1.650 m.s.n.m. Cuenta con 17 piletas construidas con roca cordillerana en nueve desniveles descendentes, emplazadas en una quebrada frondosa en un medio natural. Las temperaturas del agua de las piletas varían entre los 30 y los 52 grados centígrados, alcanzando los 70ºC en el ojo de la vertiente.
Las termas se originan en las aguas subterráneas, se transmiten por conducción térmica a través de las distintas capas rocosas. El calor acumulado en el interior de la tierra puede avanzar hasta las zonas más superficiales dando origen a reservorios naturales que afloran por surgencias naturales o extraídas de forma artificial.
A lo largo del tiempo las aguas termales fueron estudiadas por centros de estudios como la Universidad de Tucumán y de La Plata y son indicadas para la artritis reumatoidea, reumatismo, ciática y lumbago. También para las afecciones nerviosas ya que son altamente sedantes y relajantes del sistema nervioso; limpian los tejidos, favorece el drenaje de los riñones y desintoxican el organismo.

Ruta del Adobe

La Ruta del Adobe es un recorrido de 55 Km. ubicado entre Tinogasta y Fiambalá a lo largo de la Ruta Nacional Nº60. Recorre capillas, casonas antiguas, construcciones históricas y prehistóricas construidas con adobe, que es la mezcla de barro, paja y estiércol. La mayoría de estas construcciones tienen muros de entre 80 cm. y 1 metro de ancho, algunas con 300 años de antigüedad. El adobe ha sido y es el recurso usado para las construcciones que da frescura en los tórridos veranos y calidez en el invierno.