Comandancia de Armas de Fiambalá

La construcción data de 1.745, se trata de un monumento que conserva una auténtica arquitectura colonial. Las paredes de bloques soportaban un techo formado por vigas de madera, una cubierta de cañas atada con tientos y una mano de barro. El revoque es de barro resistente a la lluvia, el secreto está en su elaboración. Al barro para la preparación del adobe, se le agregan hojas de pencas cortadas que desprenden un líquido viscoso que le brindan una excelente adhesión.

Ubicación