Ruinas del Shincal de Quimivil

Situado a 6 Km. de Londres, este sitio arqueológico comprende un predio de casi 30 hectáreas, donde se ven parcialmente reconstruidos numerosos recintos , escalinatas y senderos que forman parte de un populoso centro urbano habitado desde los siglos XV y XVI, construido y habitado por los Incas entre 1.470 y 1.536. Enmarcado por un extraordinario entorno natural comprende más de un centenar de recintos agrupados en edificios monumentales. Tiene dos plataformas construidas en sendas lomadas a cada lado de la plaza las que se utilizaban como mirador y para el culto a sus dioses. Desde allí el turista podrá impactarse con la panorámica y construcciones como la “Kallanca”, galpón hecho de piedra, del que se conservan las pircas perimetrales y sus puertas trapezoides y que funcionaba como taller y depósito. El “Ushnu”, trono de forma cuadrangular con una escalinata de piedra, la plaza y el “Sinchihuasi”, habitaciones en hilera. “Si este territorio tiene 500 años de presencia española, hay que pensar que tiene más de 10.000 de presencia indígena. Cuando Diego de Almagro, Núñez del Prado o Juan Pérez de Zurita, que son los primeros ojos europeos que ven estas tierras, llegan a este territorio no era un paramo, sino que estaba poblado por miles de indígenas que tenían una tradición cultural milenaria”.

Ubicación