Hualfín

El nombre Hualfín proviene del quechua “Gualfin” o simplemente “Malfin”, en el idioma madre, denominación del pueblo originario del lugar. Una de las acepciones del nombre “Hualfin” es la de “Pueblo rodeado de Fortificaciones”, haciendo referencia a la presencia de importantes yacimientos arqueológicos de gran relevancia cultural y arqueológica como el “Pucara de Hualfin”, “Lomas de Maray” y “Hualfín Inca”. Es la puerta de acceso a los emprendimientos mineros de Farallón Negro y Bajo La Alumbrera que explotan cobre, oro, plata y otros minerales. Recorrer Hualfin es transitar por un largo segmento de nuestra historia.

Ubicación