Ruinas Jesuíticas

Sorprendentemente están ubicadas sobre un cerro con oro. Arriba de las galerías se encuentran la iglesia y varias casas, que se usaron en la época Colonial para extraer oro. Las ruinas se han perpetuado en la tradición minera de la región y a mediados del siglo pasado han sido reactivadas en el sector norte donde se encuentra instalado un Complejo Edilicio, de fondo al Salar del Hombre Muerto. Otras antiguas explotaciones de oro ubicadas en la región, son las Minas de San Antonio, posiblemente posterior a Incahuasi y que corresponden a estructuras más modernas, y los Socavones incaicos de El Peinao, entre otros.